miércoles, 10 de junio de 2009

No intentes siempre abarcar todo


A veces, cuando hacemos una foto a una persona, queremos que salga entera, y ello hace que la foto, en ocasiones, no diga nada. No tengas miedo a dejar un poco de pelo fuera del encuadre o incluso que se corte un poco la cabeza, por ejemplo.

Lo mismo sirve para otros tipos de fotografía, desde animales o viajes hasta deporte o bodegones. La foto del ejemplo es un bodegón con cerezas. Las tomas que hicimos con la copa entera eran un poco insulsas, pero ésta, con la copa cortada, es mucho más llamativa.

2 comentarios:

Nacho Carreras dijo...

Como siempre... Buen consejo.
Saludos.

RANN+ dijo...

Hola.
Muy buenos los consejos y la idea del blog.
Saludos desde Córdoba, Argentina.