jueves, 19 de marzo de 2009

Experimenta, siempre experimenta

No importa si sabes mucho de fotografía o no, no importa si tienes una pequeña cámara compacta o una buena réflex: experimenta siempre que puedas. Al comienzo, la mayoría de las veces te saldrán fotos que no querrás que nadie vea, pero cuando le vayas cogiendo el tranquillo... te engancharás.

Hay muchas formas de hacer cosas "raras", pero ahora te proponemos una en concreto. Busca un encuadre con algo luminoso que destaque y dale varios segundos de exposición a tu cámara; cuando dispares, mueve la cámara haciendo círculos, en zig zag o como prefieras. Puedes moverla sólo un poco o bien todo el rato que esté el obturador abierto.
La foto que ponemos abajo está hecha así, símplemente así. Lo único que había era una vela encendida sobre un fondo negro. ¿Merece la pena experimentar?

llama fuego velaUn truco: si tu cámara no te permite controlar de forma manual el tiempo de exposición, justo antes de hacer la foto tapa con algo el objetivo (más o menos parcialmente) para que de manera automática la cámara calcule un valor de tiempo de exposición tan alto como te interese.

1 comentario:

DoEnJo dijo...

Un resultado curioso, será cuestión de probar. Gracias por el consejo. Saludos, MªAngeles.