viernes, 27 de noviembre de 2009

Hacer fotos en los hoteles

Cuando estamos de viaje, buscamos los lugares del destino más espectaculares para hacer fotos, pero muchas veces olvidamos un buen lugar para ello: el hotel. Tanto si son modernos, clásicos o de cualquier otro estilo, los hoteles nos ofrecen siempre buenas posibilidades fotográficas. A continuación os damos algunas ideas para aprovechar fotográficamente la estancia al máximo.

Estas imágenes las tomamos hace unos días en el hotel en el que nos hospedábamos. No han sido tomadas con una réflex profesional, sino que esta vez todas las fotografías las hicimos con una compacta. Eso sí, la cámara era una Lumix DMC-LX3, y eso da cierta tranquilidad.
Uno de los primeros lugares que nos encontramos al entrar en un hotel es la recepción, y normalmente estos suelen ser espacios que nos ofrecen posibilidades para sacar buenas imágenes, ya que acostumbran a estar cuidados, son amplios, con buena iluminación, etc. Esta primera imagen es de la entrada principal. Desde las escaleras del interior la composición nos parecía muy atractiva. Estuvimos esperando un rato hasta que alguien entrara, porque si no la imagen perdía mucho. Y es que hay lugares que piden ser fotografiados con el componente humano, como puede ser la recepción de un hotel; de lo contrario, la foto quedaría sin vida, y no es lo que se espera de este escenario.

entrada hotel
Además de los espacios generales, los hoteles suelen ofrecernos muchos detalles a los que poder sacar partido. En esta imagen queríamos mostrar la figura que había en recepción. Para ello, buscamos un encuadre en el que se vieran las escaleras y le añadimos el componente humano. Esta vez, nosotros mismos actuamos como modelo, subiendo las escaleras. Y aprovechamos para mostrar la llave de la habitación, con el número bien visible; un recurso interesante para que quede claro que se trata de un hotel (siempre que la llave se preste a ello, claro, ya que hoy en día muchos hoteles las han sustituido por tarjetas). El resultado fue el esperado.
recepcion hotelOtro de los puntos, que puede pasar desapercibido, es la habitación, algo que a veces no tenemos en cuenta y a lo que siempre, independientemente del tipo de habitación, le podemos sacar partido. Normalmente, aquí las condiciones de iluminación suelen ser peores, así que si no se dispone de trípode a mano, como era el caso, puede subirse un poco el ISO (sólo un poco, a nosotros no nos gusta pasar de 200), encender todas las luces (lo que requerirá ajustes con el balance de blancos) y, si es de día, aprovechar la luz del exterior. En este encuadre la luz del exterior, matizada por la cortina, aportó un toque de calidez. Además, optamos por un encuadre un poco cerrado, ya que suele ser complicado encontrar un buen plano general de una habitación.
suite hotelLas cafeterías y restaurantes dan muchas posibilidades, así que, mientras tomábamos algo en la cafetería, y sin levantarnos del sillón, hicimos varias fotos. Lógicamente, disparamos varios encuadres, pero mostramos uno. Queríamos captar las burbujas y el limón del agua con gas. La chimenea en el fondo y la vela en la mesa daban un ambiente muy bonito.
cafeteria hotel
Como decimos, cualquier rincón puede ser bueno. Descubrimos esta vista yendo por las escaleras exteriores que daban a las habitaciones. Nos gustó la vista..., pero también nos faltaba el componente humano, así que posamos y rellenamos de esta manera la parte inferior derecha. Como vemos, se puede posar, aparecer en una foto, sin necesidad de ser el protagonista pero no por ello perder protagonismo.

patio hotelY en la última foto vemos la piscina exterior. Las piscinas siempre dan mucho juego, por el color, la composición de líneas, etc., y tampoco hace falta que sea verano para sacar la cámara y fotografiarlas. En este caso, hacía frío y, por supuesto, no había nadie bañándose..., pero el encanto de la neblina nos hizo olvidar lo que podía haber sido una típica foto de verano.
piscina hotel

5 comentarios:

DoEnJo dijo...

Me gusta el resultado, lo probaré la próxima vez que tenga ocasión. Un saludo.

nurii dijo...

Muy chulo el resultado. Me ha gustado mucho. Aunque estáreis de acuerdo que este no era un hotel cualquiera. ¿Qué tal si repetís la operación en un hotel normalito?

consejosdefotografia dijo...

Gracias a los dos.
Nurii, como comentamos en la entrada, cada hotel tiene su encanto, fotográficamente hablando. Un hotel más "normal" o incluso uno rancio da tantas posibilidades como éste. Las posibilidades son las mismas, lo único que en cada caso las fotos que saquemos mostrarán una u otra cosa.
Lo que hay que tener en cuenta es que no estamos hablando de obtener imágenes en las que se vea un buen hotel, sino de obtener buenas imágenes, y eso se puede lograr en cualquier hotel... y en cualquier lugar. Por poner un ejemplo: un papel arrugado en el suelo es algo poco glamuroso, pero se puede hacer una buena fotografía de ello. Y con los hoteles pasa lo mismo, en todos ellos podremos hacer buenas fotografías, aunque lo que mostrarán podrá ser diferente en cada caso (lujo, glamur, vejez, austeridad, etc.). Ésa es la idea general de este post: que tengamos en cuenta que los hoteles en los que nos alojemos pueden ser un buen lugar para conseguir buenas fotografías.

Buy viagra dijo...

Estoy muy de acuerdo con la importancia de tomar un buen ángulo a cada parte del hotel, muchas veces las personas deciden si ir o no ir a un hotel según lo buenas que se vean las fotos, por eso es que es muy importante que se tomen buenas fotos.

Elliott Broidy dijo...

Wow! Que bonitooo